lunes, 9 de mayo de 2016

Conversaciones con mi gata- Eduardo Jáuregui

Título: Conversaciones con mi gata
Autor: Eduardo Jáuregui
Páginas: 316
Editorial: Ediciones B

Sinopsis: A punto de cumplir los cuarenta, Sara León no es feliz. Su trabajo en Londres ya no la motiva. Su relación con Joaquín se ha enfriado.En España, la crisis económica pone en jaque a su familia. Es entonces cuando entra en su vida Sibila, una elegante y misteriosa gata abisinia que parece saber más sobre la vida de Sara que ella misma.
Con su mirada incisiva, su peculiar sentido del humor y la sabiduría de una especie que nos observa desde hace milenios, Sibila ayudará a Sara a enfrentarse a sus desafíos y recuperar sus sueños. Porque hay muchos caminos hacia la felicidad, pero los gatos conocen todos los atajos.
 “Porque hay muchos caminos hacia la felicidad, pero los gatos conocen todos los atajos”. Con esta frase de la sinopsis, esta belleza ya había conquistado mi corazón. 
 Antes que nada, quiero decirles -por si no lo sabían- que este libro está catalogado dentro del género de auto-ayuda, y que a su manera, cumple muy bien esa función. No es que estuviera buscando, si les soy sincera, una lectura de ese tipo, pero hay una cuestión que fue el factor desencadenante de mis ganas de leerlo: ¡soy muy muy muy fanática de los gatitos! Y hasta este momento, no había leído ninguna obra en donde el protagonista fuese uno (sin mencionar un viejo relato de Poe, que sería absolutamente el polo opuesto a este). 
 Conversaciones con mi gata trata sobre Sara León, una mujer que está pisando los cuarenta años, cuya vida se ha vuelto algo frustrante. Su relación amorosa perdió la chispa, hace muchos años ya que están juntos pero apenas tienen diálogo y ni hablar de otro tipo de contacto más pasional. El trabajo de Sara se volvió una monotonía y son casi nulas sus ganas de seguir yendo.
 Sibila es una gata que aparece repentinamente en la vida de Sara, para ayudarla a salir de esa depresión en la que está empezando a caer. Es una gata muy osada, charlatana y extremadamente divertida. Día a día va aconsejando a Sara, enseñándole las cosas buenas de la vida y lo mucho que se está perdiendo por sentir pesar a cada paso que da. 
 La verdad es que he leído antes libros de auto-ayuda pero ninguno me había gustado. Ninguno pudo llegarme al corazón o supo crear algún tipo de efecto en mi, algo que me hiciera reflexionar de alguna manera. He pasado por cosas que como a todos, me han dejado marcas y he tenido momentos donde me sentí desolada o perdida si se quiere, pero esa clase de libros no podían ayudarme a sentirme mejor. Porque lo veía como el que le da la razón a los locos, que les dice todo lo que quieren escuchar. Y no soy de esas personas que quiere que le digan lo que tiene ganas de oír. Así que no esperaba que en este caso tuviera una sensación diferente. Y en ese sentido fue exactamente como lo preví. No me desilusionó porque no es que espere algo de los libros de este género, pero tomo nota y lo recalco para las personas que buscan ayuda en libros que dicen ayudar, no sé si me explico. 
 Ahora vamos al resto y todo lo que me gustó. Sí adoro las frases positivas que van de la mano del humor, mucho. No las que son idealistas y trilladas, ni que pintan todo de rosa. Sí las que entre chiste y chiste, ironías y mimetizaciones pueden hacer que te identifiques o que encuentres algún motivo que por lo menos te incentive a seguir leyendo. 
 Si buscan humor, un poco de motivación y en especial (muy en especial) si les gustan los gatos, les recomiendo este libro porque es muy ágil de leer y toca aspectos de la realidad que son el camino seguro a una tarde de lectura amena. Particularmente el hecho de que se de una caracterización a fondo de un gato, y sus supuestos pensamientos al relacionarse con humanos, me resultó tan seductor que no pude hacer menos que darle una oportunidad. Hasta me atrevería a decir que si no son amantes de los gatos específicamente, pero sí de cualquier animal, este libro les gustará. Aunque como siempre digo, no puedo entender y nunca entenderé a las personas a las que no les agradan los gatitos, son mi absoluta debilidad.   
No hay mucho que explicar —dijo ella, deteniéndose y mirando hacia atrás—. La cárcel, los muros, los carceleros, los habías creado en tu mente. No existen en la realidad. Bastaba darse cuenta para poder salir de la habitación. 
—¡Lo sabía! ¡Me estabas engañando!
—¿Yo? En absoluto. Si acaso, eres tú la que te estás engañando. Te dices que tu vida es horrible, que estás acabada, que no puedes ser feliz. Esos son tus muros de piedra, y te los has construido tú sola. Venga, sal de la habitación de una vez y prepárate para pasear, que empieza tu entrenamiento. 
—¿Qué entrenamiento?
Derribar un muro de piedra, aunque sea mental, requiere mucha fuerza
4/5

¡Muchas gracias a Ediciones B por enviarme el ejemplar!

6 comentarios:

  1. No lo conocía pero me lo anoto!! que soy super fand e los gatos!!

    ResponderEliminar
  2. Los libros de auto ayuda , ayudan? no lo se , pero éste con una gata como protagonista además de Sara debe ser efectivo.

    ResponderEliminar
  3. hola! amamos los gatos, de hecho tenemos a Jack, quue duerme en nuestra cama. lo leemos!!! vaya que si, nos vemos pronto. besos .

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola!! Me encantan los gatos (de hecho tengo mi blog dedicado totalmente e uno). Así que este libro lo anoto, seguro que lo leeré
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué lindo! Tengo ganas de leer algo distinto, así que quizás agregue este libro a la lista... Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola. Me ha parecido súper súper interesante. No conocía este libro ni tampoco a su autor pero, por lo que nos explicas de él, es para tenerlo en cuenta. Soy nueva por aquí ^_^ Un saludo.

    ResponderEliminar