lunes, 25 de julio de 2016

Reseña: Sé que estás aquí- Clélie Avit

Título: Sé que estás aquí
Autora: Clélie Avit
Páginas: 228

Editorial: Ediciones B
Sinopsis: Elsa está postrada en una cama de hospital, en coma a causa de un accidente en la montaña. Thibault, que ha entrado por primera vez a su habitación por error, ahora la visita a diario y le cuenta sus cosas, pese a que todo indica que la joven está en coma profundo.
¿Y Elsa? Oye todo, pero no puede responder. No puede pedir a ese joven amable que vuelva al día siguiente, no puede decirle que reconoce el sonido de su risa en el pasillo, y que ahora casi puede sentir en la mejilla el calor de su beso.
Thibault no sabe que Elsa no volverá a despertar, porque en breve la desconectarán de las máquinas que la mantienen con vida. Los médicos así lo han decidido, y la familia ha aceptado. Todos piensan que es imposible que Elsa despierte. No obstante, cada vez que Thibault entra en la habitación, ella siente que se le acelera el corazón…
  ¡Hola otra vez! En esta reseña voy a escribir sobre un libro que logró hacer más lindas mis vacaciones de invierno. Esta es de esas veces en que una portada coincide y transmite el contenido del interior de las páginas de la obra: simpleza, delicadeza, calidez, quietud.
 La protagonista se llama Elsa Bilier, tiene veintinueve años y es alpinista. Hace cinco meses que está en coma, debido a un accidente que tuvo tras un alud de nieve en una montaña; cayó de repente de cientos de metros de altura, provocando un traumatismo craneal. Lo que nadie sabe es que desde hace poco más de un mes, ella escucha todo lo que sucede a su alrededor: el aseo de las mujeres del servicio de limpieza del hospital, los médicos y sus opiniones sinceras hasta desgarrarla, las charlas de sus padres, de sus amigos y compañeros de alpinismo sobre cuánto la extrañan... Piensa todo el tiempo en volver a vivir su pasión por la montaña -una pasión glaciar, como la llaman sus amigos-. Y repite en su mente el momento en que cayó de ese puente sobre la montaña y se hizo estragos sobre la nieve. En esos instantes es donde odia intrínsecamente que lo único que funcione sea su cabeza, y sin parar. Intenta mandar señales a su cuerpo pero en ningún momento le responde. Piensa para sí: "La mecánica del cuerpo es realmente peculiar. Pero también milagrosa. ¿Cómo puedo seguir respirando, siquiera unos minutos, cuando no siento absolutamente nada?.
 Se vuelve todo rutinario y poco esperanzador para la protagonista, hasta que un día, sin querer ingresa en la habitación un joven. Thibault entra por primera vez y descubre que Elsa está en coma, desde ese momento, sin saber por qué, va todos los días en que haya habilitados horarios de visitas para poder verla. Él es el único que no la trata con condescendencia, como lo hace el resto.
 Los capítulos están narrados en primera persona alternándose entre ambos protagonistas, y son muy cortos. Lo que sí encontré fueron algunos errores de tipeo, lo que me hace pensar, no sé por qué, que cuando los libros son tan cortos -y a su vez, los capítulos- los editores lo pasan a la velocidad de la luz como si tal cosa. Fuere o no así, me molestó encontrar errores pero tampoco me significó tanto.
 El libro me hizo reflexionar mucho, en especial en el debate interno de los familiares de una persona que está en estado vegetativo o con las esperanzas en picada de que vuelva a despertar. ¿Cómo pueden estar seguros de que no oye nada de lo que le dicen? ¿Cómo pueden si ni siquiera los médicos tienen respuesta lógica que los convenza o conforme? ¿En qué momento se debe abandonar todo intento? ¿Es un 2% de probabilidades de remisión el límite? ¿Es posible que mejore tácitamente y las máquinas no lo detecten? Y por último, yo, fiel persona aferrada a la ciencia, me permito preguntarme: ¿Puede algo más allá de la medicina ser la alternativa de la salvación de un cuerpo?.
 Verán que no exagero con que el libro me hizo reflexionar, y eso que puse sólo algunas de las preguntas que llegué a hacerme mientras leía. Y es que algunas tuvieron respuesta, pero otras no. Incluso en el final, que fue pura emoción y dejó mi corazón ahuecado. Pero allí pude ver la constatación de que en pocas páginas es posible plasmar una historia profunda.
 Este libro me recordó mucho a la duología de Gayle Forman (ambos libros están reseñados en el blog, por si quieren leer) así que si les gustaron esos, estoy segura que amarán éste, ya que la temática es bastante similar. No quiero dejar de mencionar que me encantaría saber cómo continúa la historia de este libro después del epílogo.
"Cuando la puerta se cierra con suavidad, de nuevo reina un silencio total. Ni siquiera se oye ya la lluvia contra el cristal de la ventana. Ni siquiera una respiración aparte de la mía. Me gustaría que volviera". 
"Me pregunto hasta cuándo sólo voy a poder oír. Me pregunto si algún día despertaré del todo. Sé por los médicos que casi o soy capaz de respirar por mí misma. Sé que hacen pruebas con regularidad y que solo aguanto unas horas antes de que me consideren de nuevo demasiado débil para hacerlo".
4/5

¡Muchas gracias a Ediciones B por cederme el ejemplar!

2 comentarios:

  1. Hola :)
    Muy buena reseña y el libro tiene buena pinta, me lo apunto.

    ResponderEliminar
  2. Hola, lei el libro, en serio quiero mas de eso. comence a leerlo por tu reseña, (por cierto, debo decir que me encantan). muchas felicidades por tu blog, y espero mas recomendaciones. Saludos

    ResponderEliminar