lunes, 25 de julio de 2016

Reseña: Última generación de Agustina Caride

Título: Última generación
Autora: Agustina Caride
Páginas: 240

Editorial: Ediciones B
Sinopsis: En los tiempos del lex, nadie escapa al ojo de La Central
Desde que nacen, La Central les implanta un microchip en el dedo pulgar. Es su código de identidad, un número para el sistema, una forma perfecta de control. ¿Quién podrá escapar del ojo de La Central?
A partir de hoy comienzan a funcionar las nuevas helicámaras de vigilancia.
En un radio de un kilómetro todo Lex que pase será captado, re­ gistrado y analizado por las cámaras. El gobierno asegura que tanto la delincuencia como la oposición serán erradicadas por completo.
Así reza uno de los párrafos de El Clandestino, el periódico digital que está encendido sobre la mesa de León. En los tiempos del Lex, León es uno de los pocos chicos que no ha sido lexeado: no posee sus datos de vida bajo la piel del dedo pulgar. Vive oculto en una cabaña del bosque, lejos del control de la Central.
Pero acaba de cumplir los dieciséis años y es hora de que cum­ pla con su destino. Un destino forjado por el pacto de dos mujeres bajo la magia antigua del pueblo indígena. Un destino que crece junto a la tormenta que se avecina, junto a las nubes que tiñen el camino de León, Milo y Kira, en busca de El Clandestino, el diario operado por la resistencia.
Primer libro de una bilogía distópica (el segundo libro será Generación Cero). El mundo narrado tiene un sistema de registro –Lex- incorporado en cada persona para monitorear absolutamente todo. Sin embargo, hay gente que está fuera –outsa-, que ha podido escapar del control. León, un adolescente, pertenece a los outsa. Conocerá a Milo y a su hermana Kira. Los tres emprenderán la aventura de escapar, rebelarse, descubrir qué hay detrás de esta sociedad casi carcelaria.
 El género distópico es uno de los que más me llaman la atención, y las distopías argentinas que leí son contadas con los dedos de la mano, por eso cuando supe de este libro me dio algo de curiosidad.
 Última generación es la primera parte de una duología. Su argumento se basa en una sociedad futurista, que se encuentra oprimida por "La Central", quien implanta microchips (lex) en los pulgares de cada ciudadano con el fin de tener un control sobre todos y cada uno de ellos. Los que no lo poseen, es decir, no están lexeados, se llaman outsas. Estos por alguna u otra razón no lo llevan y se ven obligados a vivir huyendo del gobierno, tratando de estar fuera de su alcance asentándose en las afueras de ''la civilización''. A éste segundo grupo de personas pertenece León, el protagonista.
 León vendría a tener el papel de revolucionario dentro de la trama, ya que quiere acabar con esa opresión por parte de La Central y su idea de acabar con los outsas. Por ello emprende la búsqueda de "El Clandestino", el periódico que lee todos los días y que es manejado por la oposición.
 ¿Qué me pasó con este libro? Empecemos por decir que el hecho de que el libro sea de origen nacional no le da más o menos mérito a la obra, pero sí me veo en la obligación de decir que mis experiencias con lecturas de autores nacionales no son muy buenas. Digamos que de diez libros, ocho me desilusionan. Y en este caso lamento que se repita esa sensación desafortunada.
 Empecé a leer con displicencia, porque desde el comienzo me sentí desorientada. Me encontré con personajes cuyas personalidades quedaron a medias. Me parece bien que el protagonista tenga su fuerza y entereza para querer poner en jaque al sistema, pero...¿razones?. Me faltó sentir la sumisión de la sociedad y no me alcanzó con la indignación de unos pocos, que, ni siquiera sabía si eran unos pocos o cuántas personas no se conformaban con la metodología usada. Tampoco entendí la necesidad de poner un insta-love que encima parte desde el inicio, porque no venía al caso, ya que eso tampoco justificaba el acompañamiento de la otra parte y me pareció superfluo. Los personajes secundarios ante mis ojos ni existían, sentí que eran entes insustanciales que la autora usaba para que el protagonista principal tuviera un apoyo, o para tratar de darle un sentido a lo que hacía. No conecté con ellos, no los conocí, no me llegaban sus sentimientos sean los que fueran.
 Algo que me molestó y ya me ha sucedido con algunas distopías es la falta de elaboración. Me resulta imposible compenetrarme con una historia si falta la base de la cuál sostenerme. El libro tiene un nombre y apenas se le da importancia a la causa de la relación entre el mismo y el desarrollo de la trama. El gobierno es opresor y aparentemente inescrupuloso, y tampoco me basta con dos escenas donde hagan uso de la coerción física para que me crea esa descripción. Sumado a esto, creo que la autora tuvo muchos problemas a la hora de organizar la historia que quería escribir: diálogos confusos, narradores poco claros, saltos en el tiempo sin ninguna explicación que hacen las escenas incoherentes, y una redacción escueta. Muy escueta. Personalmente creo que este tipo de libros necesitan un desarrollo importante, no hace falta que sean quinientas páginas, pero tampoco me parece que aporte a la credibilidad de la historia que se obvien las aclaraciones y todo quede a libre interpretación del lector. Estamos hablando de una sociedad nueva. Supuestamente es un mundo re-inventado -por no decir inventado desde cero- y hacen falta más descripciones.
 Lo único que rescato es que la narración es fluida, creo que la autora sabe poner acción. El problema es que eso se ve opacado por el resto de las dificultades que tuve para avanzar. Terminé leyendo en días un libro que por su extensión y por su sinopsis parecía que iba a acabar en horas. No voy a dejar de recomendar ni mucho menos censurar nada de lo que reseñe aquí, pero desde mi punto de vista el libro está mal logrado y no me dejó con muchos ánimos de leer la segunda parte.
2.5/5
Muchas gracias a Ediciones B por enviarme el ejemplar. 


9 comentarios:

  1. Hola, Di!! Lo estoy leyendo justo ahora y se me está haciendo pesado porque no logra engancharme. Es verdad que le falta una base a la historia prácticamente no te cuentan nada de este nuevo mundo. Al igual que a vos sentí que le faltaron razones al protagonista para querer revolucionarse contra el gobierno. La narración en resumen es un desastre.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Pues no me llama la atención y eso que es una distopía y me suelen gustar mucho. Por lo que dices en la reseña aún me llama menos.
    Saludos^^

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Acabamos de encontrar tu blog, buscando justo esta reseña, y déjanos decirte que está genial! A todas nos ha dado ganas de leer el libro, y dentro de poco cae seguro. Puede que hagamos reseña en nuestro blog, si quieres pásate a verlo: thepretty-corner.blogspot.com
    Sería una maravilla.
    Muchísimas gracias, ya nos suscribimos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelo leer los comentarios y este me llamó la atención porque a pesar de tu reseña "negativa" dice que lo van a leer. Y te informo que es spam porque ya he leído tres o cuatro clavaditos en otros blogs...

      Eliminar
  4. Suelo tener la misma impresión que tú con los nacionales. El libro me llamaba la atención, pero por lo que cuentas va a ser que no. Gracias por al reseña^^

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    La verdad que es el género distópico también me atrae mucho, a parte de que me suele gustar bastante, pintaba muy bien la sinopsis, aunque después de leer tu opinión, creo que de momento lo dejaré igual en el cajón de posibles.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola Di! Cómo estás? :D
    Me pasó lo mismo que a vos... me llamó muchísimo la atención esta novela por el género, la historia que se presentaba y por toda la movida que se le estaba realizando. Me generó mucho curiosidad y le tenía muchas esperanzas por todo eso, pero lamentablemente no llegó a colmar ni siquiera un poquito de mis expectativas. Me suelo llevar bien con libros de autores argentinos... sin embargo, siempre existen las excepciones.
    Coincido totalmente con lo que mencionas a lo largo de tu reseña. El libro ya de por sí es confuso, y le hubiera hecho falta unas cuantas páginas de introducción; también sumarle unas cuantas explicaciones en relación a las acciones de los protagonistas ya que, como decís, no están del todo justificadas. La experiencia fue rara... uno lee lo que hacen los personajes y te quedás como ._. Me pasó al comienzo más que nada, cuando conocemos a León. Nada de lo que hacía me cerraba.
    Yo le voy a dar una oportunidad a la secuela y veremos que tal va. Ojalá se profundice más sobre este mundo (ya que la segunda parte se llama Generación cero, no?) y que todo tenga un cierre. Todas las incógnitas que surgieron en el primer libro, ninguna se resolvió... Sería el colmo que en la segunda siga sin develarse nada jajaja
    Un abrazo Di! :D Que andes bien!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! A mi me gustó pero no me terminaron de cerrar los personajes y muchas incógnitas que me surgieron a lo largo de la lectura...realmente espero que la próxima entrega sea MUCHO mejor!
    Excelente reseña!
    Un beso enooorme desde Olorcito a libro ❤️‍

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    pues me ha llamado bastante la atención, suele ser esos libros lo que me suelen enganchar desde sus primeras hojas!, seguramente le de pronto una oportunidad. Gracias por la reseña tan sincera ^^
    He seguido tu blog ^^, ¿pasarías por el mío y si te gusta te quedarías en el?
    Un abrazo

    ResponderEliminar