domingo, 30 de octubre de 2016

Reseña: Sapere Aude (#3) de Care Santos

Título: Sapere Aude
Autora: Care Santos
Trilogía: Trilogía de Eblus #3
Páginas: 222

Editorial:
Ediciones B
Sinopsis: 
Después de conseguir el poder absoluto, Eblus cree haber llegado a donde tanto soñó. Tiene cuanto desea, pero ¿qué hay detrás de los sueños cumplidos? Todo comenzará a complicarse cuando descubra que su bien más preciado ha desaparecido y hay alguien dispuesto a discutirle el poder. Alguien a quien conoce, teme...y quizás algo más. ¿Puede el diablo tener debilidades? ¿Qué se puede desear cuando se tiene todo?
 Finalmente pude terminar esta trilogía, cuya primera parte me fascinó, y la segunda me dejó con una sensación extraña que no llegó a colmar mis expectativas (pueden leer las reseñas aquí y aquí respectivamente). Esta entrada es libre de spoilers, incluyendo a los libros predecesores.
 En esta ocasión, Eblus me resultó menos antipático porque dejó un poco de lado ese parloteo constante sobre anécdotas personales superfluas y monótonas. A la par mantuvo su personalidad tan característica que nunca deja de sorprender: ambicioso, egocéntrico, narcisista y orgulloso.
 Muchos personajes son "barridos" a lo largo de la historia, en especial los que aparecieron en el primer libro. Esto no me molestó ya que podía preverse que no iban a aportar demasiado a la trama, y en algún momento terminarían siendo descartados. También muchos cobraron demasiada entidad -en serio, demasiada-, lo cual no me supo del todo bien. En especial Natalia, que si bien anteriormente teníamos algunas pistas de a dónde iría a parar su personaje, me desconcertó el rumbo que tuvo.
 Puede apreciarse claramente cómo la autora hizo una ardua tarea de investigación a la hora de armar este final. Casi todas las leyendas, mitos y hasta los lugares que aquí se mencionan y describen son, muchos de ellos reales y otros fundados o inspirados en historias que la mayoría de las personas de habla hispana ya conocemos.
 Lo que más amé es que el personaje principal pudiera seguir siéndolo. Que aunque otros secundarios crecieran, él no se pudiera ver opacado por ello/s. Siempre perdurando en su esencia, digno de los enfrentamientos ganados y los que triunfalmente rebatió luego de perder. Su tenacidad y perseverancia se ven ahora más que nunca marcadas, y hasta un poco se acomoda después de hallar lo que antes se nos mostraba como "amor". En este punto me sentí satisfecha, cómo ese amor no correspondido que tocó su puerta afectó sus planes, y cómo pudo resolverlo al final.
 Creo que el libro tiene como uno de sus fines dejar un doble mensaje, si se quiere, respecto de que no siempre el camino de llegada es el mejor premio. Que hay que disfrutar el trayecto (aunque si vamos al caso estoy siendo un poco filosófica, teniendo en cuenta que con más de mil años este diablo ya disfrutó bastante el camino), o quizás solo es una apreciación más. Creo que esto aporta mucho al final, sin dejar mal parado a un ente del mal, dándole a él mismo una lección...como si fuera una fábula. Aunque lejos está de la redención, logra tener su merecido desenlace.
 Quiero reconocer que adoré la nota final de la autora. En ella habla sobre el proceso que le significó la escritura de esta trilogía, en qué se basó para hacerla y cómo repercutió en ella (y en sus adorados fans) la publicación de los tres volúmenes. Algo totalmente notable y que deja una linda sensación.
"Pero no avancemos acontecimientos. Hay que aprender a narrar en orden, Eblus, tienes que concentrarte. No despistes al lector con saltos en el tiempo, él no tiene la culpa de enfrentarse a un narrador inquieto y de mente privilegiada. Debes contar lo que todos desean saber, sin circunloquios. No te despistes en el momento más trascendental. Recuerda: hay que saber terminar lo que se ha comenzado". 
4/5

¡Muchas gracias a Ediciones B por cederme el ejemplar!



1 comentario:

  1. Hola!! tiene muy buena pinta esta trilogía, la tendré en cuenta! Te sigo, un besito:)
    yuls

    ResponderEliminar